Miguel Ángel Molfino, “Monstruos Perfectos”, Viceversa, Córdoba, 2010

Provincia de Chaco, hacia fines de la década del sesenta. Tres disparos de escopeta, un matrimonio muerto. Dos asesinatos sin esclarecer (los padres del protagonista). Él, el hijo, estaba cerca. La duda sobre la responsabilidad, la participación, las razones que toma Miroslavo Holdt -el hijo- para la huída serán permanentes. No hay indicios para bosquejar una certeza. ¿Qué expulsa del hogar, del espacio familiar, del tiempo cero a Miroslavo?

La muerte horrenda pone fin a la figura de “pavote” (así lo definió un de sus vecinos): él se pasaba los días contemplando el cielo, el suceder de los días. Gracias al criado de la familia, un toba sordo, había descubierto el misterio de la naturaleza. Desde siempre esquivó las labores del campo, a las que estaba obligado. La violencia es un crack:

“Pero todo es tan real que asusta. La vanidad del mal te acercó a la verdad y te quemó. Ahora ya es tarde, debe ser muy tarde para intentar cualquier otra cosa.”

Desde el horror del asesinato, una novela de iniciación. Pero no una iniciación romántica. Se topa con un traficante de armas quien será su Virgilio. Aquel que contemplaba ahora se encuentra inmerso en la violencia del mundo, es absorbido por los hechos. En un punto dejará de ser ingenuo. El camino de Miroslavo es el de alguien puro que se implica más y más en la barbarie. Y sin embargo, hacia el final de la novela, cuando ya nos damos cuenta que no hay vuelta atrás, asistimos a la nostalgia:

“Me gustaría que todo volviera a empezar. Quisiera contar otra historia, no sé, a cualquier persona, una historia clara, que se parezca al agua, al río, a aquellos árboles, a aquella gente chiquita de la isla. (…)¿Cómo hacer que todo empiece para que empiece como empiezan las nubes más puras en los cielos màs puros? (…)  ¿Es que voy a morir en esta sola vida, en esta vida habitada por monstruos que rompieron con sus alientos cadavéricos todos esos días que no puedo recordar, mis días de niño?

Entonces, como si ahora fuésemos nosotros quien miramos el cielo, nos damos cuenta que no hay final. Solo existe lo provisorio, un punto y a parte. La novela cierra con una cadena de hechos pero la vida –y la barbarie- continua. Y nada sabemos de ella. Salvo que, al igual que la naturaleza que podemos contemplar, nos constituye.

ISBN: 978-987-1414-52-9

284 páginas

PVP: $ 42

Anuncios
Publicado en Narrativa Contemporánea, Novela | Etiquetado , | Deja un comentario

Elvio Gandolfo, “The book of writers”, Caballo Negro Editora, Cordoba, 2010

Un híbrido maravilloso, una escritura que trasvasa géneros (memorias, crónicas, ensayo, ficción), en una palabra, indefinible es este último libro de Elvio Gandolfo (Rosario, 1947). Lo primero que acotar, la extraordinaria calidad de su prosa, el trabajo exhaustivo y cuidadoso sobre la sintaxis y las formas, el ritmo siempre constitutivo de lo que se está diciendo. Por otro lado, debemos señalar que los textos que lo integran fueron escritos circa los años 90´s y, aunque the writers son el motivo, estos textos nos demuestran que los nombres propios -tan imprescindibles cuando de chismorroteo se trata- pueden pasar a un segundo o tercer plano hasta el punto de caer por fuera de lo escrito y funcionar como umbral al cual, via elípsis, se alude sin nunca decir quien es quién: la literatura y sus lógicas, los afectos y las pasiones que despierta la palabra, la locura y la poesía, los ánimos destemplados de quienes escriben o las manías de quienes leen. Todos estos elementos se agrupan ahí, cargado de anécdotas reflexivas (y por eso mismo paradigmáticas) antes que pintorescas.

Digamos entonces que Gandolfo mira, afecturosa a la vez que inquisitivamente, desde dentro al grueso de personas y relaciones que hacen a “la literatura” o, como él mismo escribe y define: “la literatura como cuerpo organizado de gente dedicada a un mismo oficio, como espacio y red de chismes, rencillas, opiniones y comparaciones de calidades y cantidades”. Testigo privilegiado no deja nunca se ser cortés, de guardar una afable distancia a la vez que nos deja ver, en estos gestos, el cariño hacia aquello que le viene dedicando tantos, tantos años.

ISBN: 978-987-24936-5-3
102 páginas
PVP: $ 42

Publicado en Caballo Negro Editora, Narrativa Contemporánea | Deja un comentario

Autoras Varias, “Dora narra”, coedición de Caballo Negro Editora y Editorial Recovecos, Córdoba, 2010

Diez cuentos de diez autoras cordobesas jóvenes. La compilación es de Alejo Carbonell. Ellas son: Alfonsina Clariá, Eugenia Almeida, Eloísa Oliva, Elena Anníbali, Julieta Fantini, Elisa Gagliano, Karina López, Leticia Ressia, Candelaria Jaimez y Maricel Palomeque.

Narrativa
132 páginas
978-987-24936-4-6

 

Publicado en Caballo Negro Editora, Cuentos, Narrativa Contemporánea | Deja un comentario

Lucas Tejerina, “Vuelve”, Caballo Negro Editora, Córdoba, 2009

ISBN: 978-987-24936-0-8
Poesía Argentina
40 páginas
PVP: $ 25

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Silvina Marcadal, “Acuarios de la morsa”, Caballo Negro Editora, Córdoba, 2009

 

ISBN: 978-987-24936-2-2
Poesía Argentina
40 páginas
PVP: $ 25

Publicado en Caballo Negro Editora, Poesía | Deja un comentario

Maria Teresa Andruetto, “Sueño americano”, Caballo Negro Editora, Córdoba, 2009

ISBN: 978-987-24936-1-5
Poesía Argentina
32 páginas
PVP: $ 25

Publicado en Caballo Negro Editora, Poesía | Deja un comentario

Mario Levrero, “La máquina de pensar en Gladys”, Irrupciones Grupo Editor, Montevideo, 2010

Es ésta la reedición del primer libro de relatos de Mario Levrero (Montevideo, 1940 – 2004). El más célebre crítico oriental, Angel Rama, lo consideraba un “raro”,un  inclasificable. Ciertamente así es. Estos relatos dan muestra de su extraordinario genio narrativo: ningún texto es similar al otro aunque todos comparten cierta perspectiva “distorcionada” respecto a los modos más comunes de narrar cuestiones intrascendentes. Ahí donde había algo mínimo (un encendedor, por ejemplo, en “La calle de los mendigos”) puede anidar lo ominoso, lo fantástico, lo onírico sin nunca sacar los pies del plato de “la realidad”. Pero, más allá de ciertos razgos compartidos, cada relato lleva a cabo un particularísimo modo de narración: a veces el foco está puesto en lo sintáctico, en la enumeración, en el modo de decir (por ejemplo en “La casa de pensión”, en “La máquina de pensar en Gladys”), otras en cambio los recursos están consentrados en cómo crear climas, cómo poder ir narrando y a la vez poder conservar siempre un centro opaco sobre el cual gravita el relato (léase “Gelatina”).

Más que “delirante” o “loco”, dos calificativos que se escapan apenas uno trata de contar de qué van estos relatos, un modo más justo para describir las máquinas levrerianas sería apelar a los dichos del autor, quien desconfiaba de la chatura del concepto de “real”. Levrero es un realista, un realista fascinado, tal cual lo deja en claro en sus últimos textos donde intenta narrar ese centro sobre el cual su literatura aparece como plus, “las experiencias luminosas”.

Colección Excéntricos
ISBN 978-9974-8248-4-3
125 páginas
Nouvelle y Cuentos
Narrativa Contemporánea Latinoamericana
PVP: $ 55

Publicado en >>Coleccion Excéntricos, Cuentos, Irrupciones Grupo Editor, Narrativa Contemporánea | Deja un comentario